Debería de haber bebido esta poción hace un tiempo antes para abrir mi corazón a la naturaleza.
Tuve mis ojos abiertamente cerrados a tu belleza.
Pasaba sonámbula por delante de ti.

Sabes que no fue fácil de despertar.
El sueño está tan programado y automático que incluso obvié que somos uno.
Incluso tuve el descaro de herirte. Tuve la ignorancia de darte por sentado, de creer que a pesar de mis daños seguirías pudiendo aguantar tu destrucción por mi causa.
Somos uno, sin ti no podría mantenerme y no cuidar a quien me ayudar a seguir vivo, sería la mayor locura del mundo.

Tierra, soy una contigo.

Thais Calvo
thaisvlcyellow28@gmail.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *