Siempre dices que soy la reina de los 7 pecados capitales.
Qué soy el pecado original que mordió a la serpiente.
La manzana te la zampaste tú y yo corrí el riesgo de matarla para ser salvados en el edén
Yo siempre soy la ladrona de corazones mientras tu eres el gran deprepedador de ésta selva.
Te pierdes entre las enredaderas de mis piernas mientras las desprecias con las demás fieras cómo jarrón roto.
Feminista es mi palabra.
Podemos recorrer los dos el edén en busca de esa arpía.
Podemos lanzar esa manzana fuera de ese bloque tan alto.
Ninguno tendrá que cargar con la culpa ni un día más.
Ni seremos los portadores de tales pecados.
Eres mi aliado, somos uno en este plan hacia la salvación.
Ni yo volveré a temer ni tu cargaras con tal cruz a tus espaldas.

Thais Calvo
thaisvlcyellow28@gmail.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *