Reclamo mi puesto.
Reclamo mi sitio.
Reclamo la fortaleza que nunca me adjudicaste
y la valentía que jamás creíste.
Ahora que mis sombras están desaparecieron
me doy cuenta que todo lo que creía ser
solo eran tus percepciones limitantes,
me las creí todas.
No soy la que las mata callando tan solo
que tus palabras sinónimas de ser callada son diferentes a las reales.
He estado pensando en mi y nunca he sido tu falsa percepción.
Aunque yo me las creyese todas.
Ahora estoy aquí para reclamar mi puesto.
Te callaré cuando te sobrepases sobre mi autoestima.
Y no te equivoques, siempre he querido hacerlo.
Las líneas ya no están desdibujadas.
Y mis pies ya no están de rodillas.
Ahora soy la que nunca (sub)estimaste
Cometo errores pero es que tú no eres tan diferente de mí.
Y mi apareciencia dulce en efecto es la real pero no solo me define la dulzura.
Porque nunca nadie fue una sola cosa.

Thais Calvo
thaisvlcyellow28@gmail.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *