Reina, renacía

Construí mi castillo mientras mi esencia

de reina, renacía.

 

Tu manera de ver el mundo

nunca fue la misma que la mía.

A mí me gusta el día

y a ti la noche.

 

Corté los cables de mi marioneta

y los cambié por mi propia corona

forjada con oro.

No te reiré tu palabras

provenientes de la oxidación de tu alma.

Así como tampoco te dejaré

ser candidato al trono de rey

en mi castillo

como compañero de vida.

 

Puedes tirar de nuevo los dados,

quizás está vez te salga una damisela de diadema floja.

Thais Calvo
thaisvlcyellow28@gmail.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *