CARTA A LA SIGUIENTE GENERACIÓN

No os asustéis por lo que veis hoy, nada es lo que parece.

Aunque lo malo llame más la atención o nos lo pongan justo enfrente de nosotros, lo bueno cada vez abunda más. ¿Porqué? Por que  somos seres humanos impresionantes que estamos despertando la consciencia.

Estamos siendo conscientes de trabajar nuestra fortaleza interior, nuestros miedos, nuestras debilidades. Sabemos la importancia de cuidar nuestro planeta y de que el amor incondicional que envías nos favorece a ambos. Por que al igual que el odio va y vuelve, este también lo hace.

Tranquilos, estamos abriéndoos el camino. Nuestros antepasados quizás no supieron hacer más de lo que hicieron pero nosotros sí.

Este mundo es para los valientes, los que se atreven a saltar un barranco para pasar al otro lado aún sabiendo que pueden caer al vacío. Y que no todo será fácil, pero merecerá la pena.

Tranquilos, nada es lo que parece.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *