Los primeros rayos de sol se reflejan en mi rostro,

mientras la primavera empieza a florecer a mi alrededor.

Tan buena metáfora para expresar mi despertar teniéndote en mi mente.

Salgo corriendo a tu encuentro,

mientras estas mejillas que tanto te gusta ver se encienden como luces rojas parpadeante.

ThaisCalvo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *