Que palabra tan corta y que puñetera.

Es tan rápida de decir como rápida en romper cualquier tipo de relación.

¿Pero que puñetas es la razón? ¿Podría ser la verdad absoluta de la realidad?¿O una de las miles de razones que hay?

 

Oye que no, no tienes la razón no te empeñes. No, no te digo esto porque no la tengas, sino porque todos la tenemos. Esta es la visión y percepción que tenemos de la realidad y claro que es real,

¿Cómo nos dicen que es falso, que vemos algo que no existe? Por favor bah que  no nos digan  tonterías.

 

Primero digamos que estamos empeñados quizás por nuestro pequeño y puñetero ego, que a veces tan rápido sube y se hace el dueño de nosotros, que siempre quiere tener la razón y si eso le añades emociones de rabia e ira que nublan nuestra percepción pues ya imagínate.

 

De segundo vamos a decir que cada uno esta en un nivel de crecimiento, ¿acaso le puedes pedir que sepa lo que tu sabes a alguien que está en un curso diferente a ti?

O ya no importa esto, simplemente percibe el entorno diferente a nosotros.

 

Después de soltar todo este rollo que por unos momentos a pasado por mi mente, la realidad no es solo uno sino que hay mas de una. Es tan variada como personas existimos en este planeta y que lo que vemos es lo real en ese momento y para esa persona.

 

El problema es ese pequeño y puñetero ego, esas emociones que no tienes ni idea de controlar y también como no , la falta de comprensión hacia lo demás. Que siempre empieza en nosotros mismos.

Digamos como posible solución dicha de forma no directa y a reflexión de cada uno, que la realidad objetiva y absoluta creo que no existe y que lo bello reside en todas partes.

¿Entonces que haces permitiendole romper amores? Si, amores de toda índole. El amor, aquello que por loco que parezca todavía reside en nosotros.

 

ThaisCalvo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *