Llámalo locura, o quizas cordura
Eres como un atardecer, no por un día que se acaba sino por la belleza que irradia.

Un nuevo atardecer apareció ante mi llegando directo a mi alma.

Mi corazón guarda la inocencia y dulzura de un corazón sin roturas.
La locura se apodera de mi para hacer cosas jamás imaginadas.
Se que mi corazón anhela tu esencia ya no importa más el traje.
Eres como un atardecer para mi,
que no sabes si su nueva aparición al día siguiente sera con rayos de luz o tapada por las nubes.

Quizás mi inocencia sea locura y mi locura cordura .
Deseo mostrar mi interior para conquistar tu corazón, porque quizás tu deseas una conquista de esas que saben a vida dulces e inteligentemente perspicaces.

Quiero abrazarte en días grises para arroparte con mi luz.
Reír de los chistes sin gracia que a ambos nos encantan mientras nuestras miradas se transmiten un todo.
Quiero que me eleves a lo alto de la montaña, a lo alto del sol a la alto de la tierra.
Estar a tu lado y ser la luz que necesites en ese laberinto oscuro.Quiero una relación de almas y cuerpo donde todo es uno.
Así mi corazón te muestra lo que más anhela aun atiendas de que el amanecer desaparezca.

Mi alma es locura convertida en acción,
para conquistar aquellos atardeceres,
que sin lugar a dudas merecen ser perseguidos hasta que el último rayo de sol desaparezca.

Thais Calvo
thaisvlcyellow28@gmail.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *